El Impuesto sobre Patrimonio no grava la tenencia por parte de personas físicas no residentes de acciones de sociedades no residentes cuyo activo principal son inmuebles sitos en España.

Publicaciones relacionadas