El AJD en los préstamos hipotecarios

El pasado 16 de octubre, el Tribunal Supremo dictó sentencia en el Recurso 5350/2017 modificando su jurisprudencia anterior y estableciendo que quien debe pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados de las Hipotecas es la entidad prestamista (banco) y no quien recibe el préstamo (cliente).

Sin embargo, de forma inmediata, en una decisión inédita y polémica, se acordó por el Presidente del Tribunal Supremo suspender los efectos de la referida sentencia y convocar al Pleno para deliberar en qué sentido debía sentarse la jurisprudencia sobre quién debe asumir el pago del AJD.

Finalmente, el Pleno del Tribunal Supremo en fecha 6 de noviembre, tras dos jornadas de debate, por 15 votos a 13 ha decidido volver a la tesis de la jurisprudencia anterior, estableciendo que el pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados en los préstamos hipotecarios le corresponde a quien solicita el crédito y no a la entidad financiera, como había afirmado en la polémica sentencia de fecha 16 de octubre.

El resultado de la votación ha sido comunicado mediante Nota publicada en la web del Consejo General del Poder Judicial, informando que la sentencia con la correspondiente argumentación jurídica, así como los votos particulares, se darán a conocer en los próximos días.

Tras la decisión del Tribunal Supremo, el Presidente del Gobierno ha anunciado que se efectuarán los cambios legislativos pertinentes para que el pago del impuesto corresponda siempre a la banca y no a los ciudadanos.