Actualidad

El pasado 16 de octubre, el Tribunal Supremo dictó sentencia en el Recurso 5350/2017 modificando su jurisprudencia anterior y estableciendo que quien debe pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados de las Hipotecas es la entidad prestamista (banco) y no quien recibe el préstamo (cliente).